Notas de Prensa
28
May
2012
IDE-CESEM KIKE GÓMEZ

Una plaza de Oviedo lleva el nombre de la empresaria Kike Gómez Haces

Fue Gerente de la Escuela Europea, Partner de IDE-CESEM en Asturias, y fundadora de la Asociación Empresa-Mujer.

Madrid, 28 de mayo de 2012. Oviedo ya tiene una plaza con el nombre de Kike Gómez Haces. A los dos años del fallecimiento de quien fuera Gerente de la Escuela Europea (Partner de IDE-CESEM en Asturias), la ciudad donde vivió, trabajó y dejó un sinfín de amigos se reunió en torno a su familia para dedicarle un merecido homenaje. El alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, la recordó calificándola de “trabajadora, perfeccionista, conciliadora, sincera y muy lista”. Mientras que Charo Gómez, hermana de esta empresaria y fundadora de la Asociación Empresa-Mujer (ASEM), destacó que “fue una mujer pionera, que rompió muchos moldes” y que se empeñó en trabajar por “una sociedad en la que la mujer ocupe el lugar que le corresponde”.

El acto congregó a familiares, amigos, compañeros de proyectos, empresarios y políticos de diferentes ideologías. La placa con su nombre fue descubierta en un acto sencillo en el que Toño Gómez Haces, hermano de Kike y sacerdote, bendijo la plaza y extendió sus buenos deseos a los vecinos de este enclave del barrio ovetense de Ciudad Naranco y a todos aquellos que paseen por ella.

La iniciativa para ponerle el nombre de Kike Gómez Haces a una calle de Oviedo fue aprobada hace alrededor de un año por el Ayuntamiento de Oviedo, aunque finalmente, a petición de un miembro de la asociación empresarial se eligió una plaza como enclave. Su hermana Charo explicó que esta decisión tiene que ver con que “es más acorde con ella, con su personalidad. Una calle es un lugar de paso y una plaza, de reunión. Era una persona que congregaba, que reunía, que hacía que la gente colaborara. Era muy conversadora, y dejó esa huella de mujer abierta en lo que hizo. Una plaza es un lugar en el que todo el mundo se ve, es muy simbólico”.

Kike Gómez Haces nació en Puebla (México) en 1954, pero con sólo siete años retornó con su familia, que era originaria de la localidad de Porrúa (Llanes), a Asturias. Poco tiempo después falleció su padre y su madre tuvo que luchar con todas su fuerzas para sacar adelante a sus cinco hijos, dos de ellos con una minusvalía psíquica. Kike estudió Periodismo en la Universidad de Navarra y, tras trabajar un tiempo como freelance en esta profesión, decidió convertirse en empresaria. Su incansable labor le hizo dejar una huella imborrable en todos los que la conocieron.
La ‘familia’ de IDE-CESEM, con quien colaboró de manera estrecha, quiere unirse a la felicidad que supone que su nombre figure ya en una plaza de Oviedo y considera que es un acto “de entrañable reconocimiento para una emprendedora que luchó por el reconocimiento social de la mujer”.

Comparte esta noticia

Ir al Indice de Notas de Prensa