Notas de Prensa
27
Dic
2016
notas de prensa ide-cesem

“Para emprender no es necesario tener patrimonio”

Luis de Lezama, fundador y presidente del Grupo Lezama, narró en IDE-CESEM, rodeado de alumnos, exalumnos y profesores de esta escuela de negocios, la filosofía del grupo que lleva su nombre y cómo han pasado a ser una pequeña taberna abierta en el centro de Madrid, a todo un emporio con presencia internacional que cuenta con más de 1.000 empleados.

La historia de Luis de Lezama no es la de un sacerdote al uso. Preocupado desde siempre por la formación de los jóvenes marginados, en 1974 renuncia a los cargos eclesiásticos y funda el que hoy es la semilla del consolidado Grupo Lezama, la Taberna del Alabardero en Madrid. Un proyecto que nació con el objetivo de convertirse en el medio de vida de los jóvenes acogidos de un albergue de Vallecas. “Los primeros años de la Taberna no fueron nada fáciles, cuando se iba el último cliente, sacábamos las pizarras y enseñábamos a muchos de nuestros chicos a leer y a escribir, a cocinar y a ser camareros, fue una lucha titánica”, subraya.
A esta pequeña taberna, situada en el centro de Madrid, y por donde han pasado intelectuales de la talla de Alberti y políticos como un joven Felipe González, se suman a día de hoy más de 20 restaurantes (uno de ellos en EEUU), 4 escuelas de hostelería, el colegio Santa María la Blanca, considerado uno de los mejores centro educativos a nivel europeo según el informe PISA, un vivero de empresas y última varios proyectos en Buenos Aires y Puerto Rico
Su presidente y fundador confiesa que en todos los proyectos del grupo siempre priman cuatro cosas: “marca, capital humano, innovación y muchas horas de trabajo”, quizás ahí radique el secreto de su éxito.
Hombre valiente y emprendedor donde los haya, asegura que “para emprender no es necesario tener patrimonio, porque sino primaría ese patrimonio a los ideales”, de hecho “nosotros nos somos dueños de nada en nuestro grupo, no tenemos patrimonio, sólo somos dueños de nuestra gestión y marca. Si obtenemos beneficios los invertimos en nuevos proyectos”, afirma el sacerdote.
No cree en las escuelas subvencionadas y odia las becas para formación, “ninguno de nuestros alumnos tienen beca, trabajan los fines de semana o en sus ratos libres para financiarse sus estudios”, asegura.
Preocupado por la educación en nuestro país, Luis de Lezama fundó, junto a la Parroquia de Montercarmelo, el colegio Santa María la Blanca, un proyecto en el que estuvo trabajando años y que ahora es considerado uno de los mejores centros educativos a nivel europeo por su novedoso método educativo: El proyecto Ebi. Un nuevo sistema basado en la educación interactiva. “Nos dimos cuenta de que la problemática de la educación en España es que no se analiza los nuevos métodos de aprendizaje, antes de enseñar hay que analizar”. Precisamente a través de ese análisis se han dado cuenta de que “lo que falla en España es que se cambian las leyes continuamente pero no el sistema educativo. Un sistema basado en la memoria que no sirve para los niños que nacen ya digitales. Mientras que no se cambie el sistema seguiremos estando a la cola de Europa en materia educativa”, concluye.






Descarga el pdf

Comparte esta noticia

Ir al Indice de Notas de Prensa